Rate this post

Acabamos de entrar en la época más fría del año y es el momento de revisar los cerramientos de tu casa o empresa, ¿Qué consigues con esto? Ahorrar energía. No cabe duda de que las ventanas juegan un papel fundamental en este asunto ya que nos ayudan a reducir hasta un del 20% en tu factura. Si los sellados de la fachada son de calidad, amortiguarán los indeseados ruidos procedentes del exterior y favorecerá el aislamiento térmico. Si a todo esto le sumamos unas ventanas eficientes, el inmueble multiplicará su capacidad de rendimiento energético.

Ventanas eficiencia energética

Las ventanas eficientes resultan muy eficaces desde el punto de vista energético a la hora de mantener bajo control los elementos exteriores y eliminar los puntos calientes o fríos en las habitaciones. Las ventanas eficientes crean una barrera contra el frío para que tu hogar se mantenga cálido en invierno, y aíslan el interior del calor en verano para que tus habitaciones se mantengan frescas sin necesidad de aire acondicionado.

¿Qué son las ventanas eficientes?

Las ventanas eficientes son aquellas que ayudan con el aislamiento térmico y acústico de la vivienda, ya que cierran perfectamente el hueco y no existe ranuras entre sus hojas, o entre estas y el marco. Esto hace que no haya filtraciones indeseadas de aire, que provocan un mayor consumo de calefacción o de aire acondicionado.

Las ventanas más eficientes pueden ser de PVC, que tienen excelentes valores de transmutación térmica. Suelen tener varias cámaras de aire que mejoran el aislamiento térmico, si a esto le añadimos un buen acristalamiento conseguiremos unas ventanas altamente eficientes.

También pueden ser de aluminio, siendo muy resistentes y duraderas gracias a su material, pero al ser un conductor térmico podría ser una desventaja, aunque se ha incorporado una rotura de puente que aísla las paredes externas de las internas, esto hace que se compense la desventaja mencionada anteriormente.

Características de una ventana eficiente

A continuación, te vamos a contar cuales son las principales características de las ventanas eficientes:

Este tipo de ventanas son muy herméticas por lo que no permiten que las corrientes de aire entren a tu hogar. Son la mejor opción en invierno ya que la hermeticidad de las ventanas eficientes evita pérdidas de temperatura. En cuanto al verano, ayuda a mantener la baja temperatura. Es por esto por lo que, tanto en verano como en invierno, las ventanas eficientes favorecen a un mayor ahorro energético.

Los vidrios de unas buenas ventanas eficientes son dobles o triples, y separados por una cámara de aire.

Las ventanas eficientes se clasifican en dos grupos según el tipo de apertura: corredizas y batientes.

¿Qué son las ventanas energéticas?

Las ventanas energéticas están fabricadas con materiales y técnicas que impiden la entrada de frío en invierno y de calor en verano.

Estas ventanas cuentan con herrajes que permiten cierres herméticos evitando así fugas de aire. También cuentan con una perfilería que mantiene la temperatura en el interior del hogar.

Las ventanas eficientes más habituales son las de PVC multicámara o las de aluminio con puente térmico. En cuanto a los vidrios, estos deben ser resistentes a la temperatura, lo que se conoce como bajo emisivos, y debe usarse un doble acristalamiento.

Características de una ventana energética

A continuación, te contamos cuales son las principales características de una ventana energética:

Es sorprendente lo eficaces que son las ventanas eficientes desde el punto de vista energético ya que forman una barrera contra el frío haciendo que tu casa se mantenga calentita en el invierno y fresquita en verano.

Este tipo de ventanas son ecológicas, ya que te ayudan a ahorrar energía manteniendo tu hogar a una temperatura agradable sin necesidad de que el aire acondicionado o calefacción estén en funcionamiento todo el día. El resultado es un menor consumo de energía y un hogar mucho más sostenible.

Contribuyen a proteger el interior de tu hogar. Las ventanas energéticamente eficientes están formadas por recubrimiento especial que bloquea los rayos ultravioletas del sol. Estos rayos pueden estropear tus cortinas, los muebles, las alfombras o la madera al entrar por las ventanas. Gracias a las ventanas de eficiencia energética el interior de tu hogar no se deteriorará.

Otra de las características de las ventanas altamente aislantes y energéticamente eficientes es que aíslan del ruido. Gracias a su sellado de alto rendimiento en condiciones exteriores, el ruido ambiental disminuye considerablemente.

Por último, pero no menos importante, estas ventanas reducen la transferencia de energía, minimizando así la acumulación de condensación. Esto conlleva un menor riesgo de moho y un ambiente más propicio para las personas con asma.

Desde Ventanas Vamin nos encantará ayudarte si necesitas más información acerca de las ventanas de alta eficiencia energética.